En Suiza El regreso del ajedrez cara a cara en la elite: sin barbijos ni testeos, pero con un acrílico en el medio

Yusnel Bacallao se retira de Olimpiada de Ajedrez en solidaridad con Pantoja
20 de julio, 2020
Ajedrez La ONU designa al 20 de julio como el Día Mundial del Ajedrez
20 de julio, 2020
Ver todo

Ocho grandes maestros comenzaron a jugar en Biel con un panel de Plexiglass en la mitad del tablero, limpieza extrema y sin espectadores ni apretón de manos por el coronavirus.

Hernán Sartori   19/07/2020

Clarín.com 

Deportes

La pandemia de coronavirus generó una revolución del ajedrez online, tal como contó Clarín en su Especial del martes 14 de julio, con cifras inéditas de partidas por Internet, torneos entre grandes maestros para que los vean todos por streaming y Abiertos en las principales plataformas, para que aficionados puedan tener la suerte de jugar con algunos top a quienes jamás soñarían enfrentar. Pero llegó el momento del cara a cara para la elite. Al fin. Y el Festival de Biel comenzó en Suiza con un torneo cerrado para 8 grandes maestros, que jugarán frente a frente hasta el miércoles 29 de este mes con un panel de cristal acrílico en el medio del tablero.

Además de las medidas de distanciamiento social y la limpieza y desinfección extrema de tableros, piezas, relojes, baños y la sala de juego, el escenario sanitario en Suiza les permitió a los organizadores la realización de la edición 2020 de este tradicional evento del mundo de los trebejos.

Las partidas del Festival de ajedrez de Biel se juegan con un panel de Plexiglass en el medio de cada tablero, con un agujero debajo para que pasen las manos y muevan las piezas. Foto: Biel International Chess Festival
La limpieza y desinfección tras cada partida es total en el tablero, en las piezas y en el reloj, en el Festival de ajedrez de Biel. Foto: Biel International Chess Festival

Los ocho grandes maestros viajaron desde sus respectivos países y solamente hubo que reemplazar a Salem Saleh, quien no pudo llegar desde Emiratos Árabes Unidos, por Arkadij Naiditsch, quien nació en Letonia, tiene nacionalidad alemana y juega bajo la bandera de Azerbaiyán. Los demás participantes son el español David Antón Guijarro, el indio Pentala Harikrishna, el inglés Michael Adams, el polaco Radoslaw Wojtaszek, el francés Romain Edouard, el alemán Vincent Keymer y el suizo Noel Studer.

Habrá que acostumbrarse a las imágenes que se vieron en el arranque del Festival: la placa de Plexiglass cortando el tablero en dos, con un agujero abajo para que pasen las manos de los maestros al mover las piezas; limpieza de los tableros, los relojes, las mesas y las piezas luego de cada partida; desinfección regular de los baños; sin espectadores en la sala de juego; y obviamente la ausencia del tradicional apretón de manos antes y al finalizar cada partida.

Cada ajedrecista compite bajo su propia responsabilidad, porque los tapabocas son optativos y no son testeados antes ni durante la competencia, salvo que pidan un control de temperatura ante sospechas. Quien no cumpla las directivas puede ser expulsado del evento. Quien presente síntomas compatibles con COVID-19, quedará enseguida dentro del protocolo de aislamiento.

Los ocho grandes maestros que juegan el Festival de ajedrez de Biel, con distanciamiento social, en la ceremonia de apertura. Foto: Biel International Chess Festival

El panel de Plexiglass refleja la figura del gran maestro que juega en el Festival de ajedrez de Biel, con un panel de plexiglass en el medio del tablero. Foto: Biel International Chess Festival

“Los organizadores queremos ofrecerle al mundo del ajedrez una bocanada de normalidad y un festival atractivo en esta 53° edición, a pesar de las circunstancias”, anunciaron en Biel, con la particularidad de que el torneo principal es una especie de triatlón.

Este domingo se jugó un torneo rápido de siete rondas, con un ritmo de 15 minutos por jugador, más 5 segundos por movida. Cada triunfo vale 2 puntos y las tablas, uno. Wojtaszek lidera con 12 de las 14 unidades posibles, seguido a dos por Harikrishna y Keymer, de apenas 15 años.

De martes a jueves se disputarán las cuatro primeras ruedas del torneo clásico: 90 minutos para las primeras 40 movidas, más 30 para el resto de la partida, con 30 segundos adicionales por movida. En este ritmo pensado, cada triunfo vale 4 puntos y las tablas, 1,5. El sábado 25 será el turno del torneo blitz (3 minutos, más 2 segundos por movida), en el que cada triunfo vale 1 punto y las tablas, medio. Y del lunes 27 al miércoles 29 se disputarán las tres últimas rondas de ritmo pensado.

https://www.clarin.com/deportes/regreso-ajedrez-cara-cara-elite-barbijos-testeos-acrilico-medio_0_D7wEjp_Oh.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *