Magnus Carlsen, más leyenda del ajedrez

Comienza el campus de tecnificación y perfeccionamiento de Nuestro Ajedrez en Europa
7 de agosto, 2020
Olimpiada en línea División 3: Vista previa
7 de agosto, 2020
Ver todo

Foto: Magnus Carlsen, en acción Alina L'Ami

Ajedrez Ganó con claridad la segunda manga (2,5-0,5) y la final a Nepomniachtchi

Jesús J. Boyero

De manera brillante, demostrando una superioridad aplastante y dando valor a la manida frase de que el rival más difícil es uno mismo, el campeón del mundo, Magnus Carlsen, se adjudicó el Chess24.com Leyendas del Ajedrez tras ganar la segunda manga (2,5-0,5) al ruso Ian Nepomniachtchi, cuarto en las listas de la Federación Internacional (FIDE). El noruego, vencedor en tres de los cuatro torneos del circuito que lleva su nombre, es el favorito para la final que se celebrará del 9 al 23 de agosto. En semifinales, al mejor de cinco mangas, se enfrentará al chino Liren Ding, tercero del mundo, mientras que el ruso Daniil Dubov, ganador del único torneo que no logró el noruego, lo hará ante el estadounidense Hikaru Nakamura.

Superioridad psicológica, cansancio… Explicaciones a posteriori qué unidas al juego casi extraterrestre de Carlsen, quien en modalidades rápidas como la de este torneo (15 minutos más 10 segundos adicionales por movimiento) es casi imbatible, agotan los calificativos. La madurez, el nivel constante de juego y el dominio de todo tipo de posiciones merecen un serio análisis. «Es un jugador muy completo, con una intuición única que logra conducir el juego a posiciones sencillas en las que su depurada técnica hace el resto; quizás sus únicos puntos débiles en partidas lentas, en un nivel tan extraordinario como el suyo, sean las aperturas -muchos jugadores pueden jugarle con las piezas blancas a tablas- y la defensa en los ataques directos al rey», comenta Jesús De la Villa, entrenador de élite y director técnico de la Federación Española de Ajedrez (FEDA).

Hoy, comenzó a fraguar su triunfo en la primera partida cuando Nepomniachtchi cometió un serio error en el movimiento16. Un avance de peón fruto de la impaciencia, de querer complicar a cualquier precio. Carlsen, con tiempo de sobra en el reloj, no dio ninguna opción y cinco jugadas más tarde ganó de manera forzada un peón. No había fuego en el tablero si no un pequeño humo de una tarde de verano. En el movimiento 27, todo terminó.

En la segunda partida, la historia se repitió, aunque de diferente manera. El ruso entregó una calidad -torre por alfil- en la jugada 16 en busca de un ataque que era imaginario. Sacrificar es fácil, lo difícil es hacerlo al nivel de genios como los letones Mijail Tal o Alexei Shirov y más si enfrente está Carlsen, que aceptó feliz el material y luego aplicó el rodillo hasta el triunfo en el movimiento 76. En tercera y última, el campeón del mundo logró una cómoda ventaja que bien podía haber significado una nueva victoria, pero el peón de ventaja fue insuficiente para dejar en 0 a Nepomniachtchi. Este planteó más resistencia a Carlsen ayer en la primera manga, obligándole a disputar las partidas relámpago de desempate, sin embargo, hoy fue desbordado. Algo que le ocurre a casi todos los adversarios del nórdico. Pueden, en un momento, estar al 100%, cual Formula 1 en una vuelta. Otra cosa es aguantar una carrera con un piloto que, además, tiene ruedas impinchables…

El domingo, a partir de las 16 horas, Liren Ding, bastante alejado de su mejor forma, tratará de humanizar a rey del ajedrez. Las partidas podrán seguirse en el canal de MARCA en Youtube con imágenes de Chess24.com y comentarios de los grandes maestros David Antón y José Cuenca y del Maestro Internacional David Martínez.

https://www.marca.com/ajedrez/2020/08/04/5f29bcf1e2704ea11f8b458e.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *